Las centralitas virtuales están en auge por el teletrabajo

  • Noticias y Actualidad

Teletrabajo

Con el teletrabajo convirtiéndose en la única solución para que una gran cantidad de empresas pudieran continuar con el ejercicio de su actividad, las centralitas virtuales han experimentado un crecimiento exponencial. Cloudya de NFON permite utilizar el número de tu centralita desde cualquier lugar.

¿Quieres saber cómo NFON ayuda en los procesos de transformación digital? Lee su blog

De acuerdo a las estadísticas oficiales proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística, en España el teletrabajo aumentó desde un 5% hasta un 30%, permitiendo a muchas empresas poder continuar con el ejercicio de su actividad con independencia del espacio físico en el que se encontraran ubicados sus propios trabajadores.

Para poder llevar a cabo el trabajo de una forma eficiente, han sido muchas las organizaciones que se han decantado por ofrecer a sus trabajadores soluciones tecnológicas que permitan garantizar el correcto desempeño de su actividad. En este sentido, las centralitas virtuales han experimentado un crecimiento exponencial, ya que se trata de un sistema que puede utilizarse sin apenas equipos, pero desde prácticamente cualquier dispositivo con conexión a Internet, y siempre conllevando una mejora en la experiencia de usuario.

Además, la implantación de una centralita virtual para empresas supone grandes beneficios con respecto a las centralitas convencionales. En primer lugar, una centralita virtual para empresas supone un importante ahorro económico. No hace falta invertir en infraestructuras, ya que no son necesarios los sistemas de cableado ni la instalación de distintas líneas, y además VoIP significa una disminución del gasto, ya que las llamadas son más baratas que las convencionales.

Por otra parte, la flexibilidad y movilidad geográfica son indispensables, y con una centralita virtual los trabajadores pueden acceder a la centralita en cualquier momento y desde cualquier lugar, solo con una conexión a la red. Además, permiten gestionar multisedes y al tratarse de sistemas que se ubican en la nube, es posible compartir recursos.

Las extensiones que se establecen con una centralita virtual son IP. Es por esto por lo que estas extensiones pueden implantarse en diferentes dispositivos, incluso puede reutilizarse una antigua terminal analógica. Al utilizarse la tecnología VoIP para llamar se traduce en un notable aumento en la calidad. El resultado es un sistema seguro y fiable, en el que la calidad de las llamadas está contrastada.

Las centralitas virtuales para empresas incluyen algunas funcionalidades que mejoran la calidad de las llamadas y la experiencia de usuario. La bienvenida a través de una grabación de voz, los tiempos en espera acompañados de música o las aplicaciones IVR son solo algunos ejemplos. Pero también existe la posibilidad de desviar llamadas, o la creación de colas que conservan a los usuarios conectados mientras no son atendidos.

NFON ofrece la posibilidad de disponer de tu propia centralita virtual con Cloudya, una solución de telefonía en la nube que proporciona todas las funcionalidades PBX que necesites, desde buzón de voz hasta llamadas en espera. Podrás actualizarte a VoIP y a un sistema telefónico que te permitirá ser geográficamente independiente, pudiendo utilizar el número de tu centralita desde cualquier lugar, incluso desde el smartphone.

Ventajas de la telefonía en la nube

El mercado de sistemas de telefonía en la nube está creciendo constantemente. De 2017 a 2022, las extensiones en la nube aumentarán de 13 millones a 26 millones en Europa. Facilidad de uso, independencia total y fiabilidad son las credenciales de los sistemas de telefonía en la nube como los de NFON. Si quieres conocer más sobre estas soluciones puedes visitar este enlace