Las personas, la salud y el bienestar son claves en el nuevo entorno de trabajo

  • Noticias y Actualidad

NFON smartworking

Al trabajar desde casa se da la paradoja de que la gente puede trabajar más y tener más tiempo libre. Así lo indica un estudio de NFON, que señala que el 20,5% de los trabajadores sufre tecnoestrés, por ejemplo, ante deficiencias técnicas como routers defectuosos, equipos inadecuados, problemas de batería, etc.

¿Quieres saber cómo NFON ayuda en los procesos de transformación digital? Lee su blog

NFON ha elaborado junto con Statista Q el estudio ‘Bienestar y trabajo desde casa 22’, que aborda los numerosos factores de estrés y trastornos derivados de trabajar desde casa, las ambiciones de cambio de trabajo y las tendencias hacia la automedicación. Según Christian Montag, catedrático de Psicología Molecular y director del estudio, "los resultados dibujan el panorama, en parte preocupante, de trabajar desde casa. En psicología, sabemos que un nuevo entorno de trabajo, así como nuevas circunstancias laborales, pueden causar estrés. El Informe ‘Bienestar y trabajo desde casa 22’ muestra que tenemos que afrontar una nueva realidad: el cuidado del bienestar y la satisfacción vital de las personas que trabajan desde casa debe ser el foco de atención. La oficina en casa se está convirtiendo en el nuevo hogar, necesita atención y cuidados constantes para que el nuevo modelo de trabajo en Europa no tenga que ir a terapia".

Cambios que impone el nuevo modelo

Preguntados sobre qué ha cambiado desde que se trabaja desde casa, el 28% de los encuestados en los países europeos afirma que la cantidad de trabajo que hay que hacer ha aumentado, y para el 25,2% las horas de trabajo también. Al mismo tiempo, el 36% afirma que ha alcanzado un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal y más tiempo para la familia y los amigos. Esto es lo que Christian Montag llama la paradoja del trabajo desde casa: "La gente puede trabajar más y tener más tiempo libre. La eliminación de los largos desplazamientos y, en general, un horario más flexible a lo largo del día puede hacer que, si la organización es buena, se disponga de más tiempo. Los horarios de trabajo personalizados, la alfabetización digital y otros factores de bienestar también pueden ser la causa".

El estrés tiene muchas causas. Entre otros, se mencionaron como factores de estrés comer en casa (8,7%), una mala conexión a Internet (17,2%) y la constante accesibilidad (19,7%). Por otro lado, la falta de trato social con los compañeros es un factor de estrés para el 35,3% y la ausencia de separación entre la vida privada y la profesional para el 30,3%. Por el contrario, son menos los que señalan como factores de estrés el ruido ambiental (15,9%) y la mala remuneración (9,3%).

Los debates sobre el agotamiento en la era digital o el tecnoestrés son cada vez más importantes. De hecho, la muestra global señala que el 20,5% sufre tecnoestrés, por ejemplo, ante deficiencias técnicas como routers defectuosos, equipos inadecuados, problemas de batería, etc. El tecnoestrés en casa aparece para casi uno de cada cinco participantes del estudio.

Trabajar desde casa también está cambiando la disposición de optimizar, no solo el propio bienestar y la salud física y mental con suplementos sin receta, sino también de aumentar la capacidad de concentración y promover la relajación. El 34,4% de los encuestados asegura haber tomado suplementos sin receta para mejorar su bienestar desde el comienzo de la pandemia, el 18,2% para aumentar la concentración y el 13,4% para recuperarse. El uso de productos legales de cáñamo (por ejemplo, aceite de CBD) para aumentar el bienestar casi se ha duplicado desde el comienzo de la pandemia (43,3% desde el comienzo de la pandemia). También el consumo de melatonina: del 38% al 62,6%.

Con el fin de profundizar en el bienestar de los encuestados, también se les preguntó por el lugar en el que trabajan en casa. Según la encuesta, el 12,1% ha trasladado su espacio de trabajo al dormitorio, el 31,8% tiene un despacho privado y el 35,7% trabaja desde el salón. El 1,2% de los participantes declara que trabaja permanentemente en el aseo, el baño, o en el balcón.

De cara al futuro, el 21,7% de los encuestados afirma que ya ha planeado su dimisión por las experiencias vividas durante la pandemia y al trabajo desde casa, y el 9,9% ya ha dejado su trabajo. Algunas de las razones por las que se ha abandonado el trabajo son, por ejemplo, la falta de oportunidades para realizarse profesionalmente (34,2%), una peor remuneración (30,1%) y la accesibilidad permanente (16,6%).

Los empleados también planean otros cambios para que su bienestar y su trabajo estén en armonía. Por ejemplo, el 33% quiere conseguir una separación más clara entre la vida privada y la profesional, y el 20,9% quiere adoptar más iniciativas de formación. Además, está surgiendo una cierta tendencia a trabajar durante las vacaciones y/o mientras se está enfermo.

“Con el ‘Informe Bienestar y trabajo desde casa 22’, nosotros, como proveedores de tecnologías destinadas a facilitar, agilizar y hacer más eficiente el teletrabajo, queremos registrar y comprender mejor los puntos débiles de los empleados en este nuevo modelo de trabajo”, explica Klaus von Rottkay, CEO de NFON AG. "Estamos aprendiendo que las empresas europeas deben prestar mucha más atención a la calidad del entorno de trabajo: las personas, la salud y el bienestar son muy importantes en este sentido. El ‘nuevo trabajo’ está todavía en sus inicios y los empresarios somos los que más podemos influir para que los modelos de trabajo híbridos sean los adecuados para las personas y las empresas".

Ventajas de las comunicaciones unificadas

El mercado de sistemas de telefonía en la nube está creciendo constantemente. De 2017 a 2022, las extensiones en la nube aumentarán de 13 millones a 26 millones en Europa. Facilidad de uso, independencia total y fiabilidad son las credenciales de los sistemas de telefonía en la nube como los de NFON. Si quieres conocer más sobre estas soluciones puedes visitar este enlace